Testimonios

Soy McKenzie

corredora rápida, cantante de pop, alumna sobresaliente, hermana mayor, salto la cuerda,

Género: Femenino / Amputación: deficiencia transtibial
Pie: Truper / Color de prótesis externa: Blanca

Esta es mi historia

En 2005, McKenzie llegó a este mundo con la pierna izquierda más corta y el pie parcialmente desarrollado para sorpresa de sus médicos y familiares. Les dijeron que McKenzie debía amputarse la parte del pie o no volvería a caminar, pero Jessica, su madre, estaba decidida a encontrar la mejor solución para su hija. McKenzie terminó en el hospital Shriner, donde le colocaron su primera prótesis de pierna, con 9 meses de edad. Al cumplir su primer año comenzó a caminar ante la admiración de todos, y desde entonces esta hermosa y vivaz niña no ha dejado que nada la desanime.

Como cualquier niña, McKenzie tiene una amplia variedad de intereses y entusiasmo por la vida. Le apasiona correr, saltar la cuerda, ir a pescar y saltar en el trampolín. Sus calificaciones en la escuela siempre son altas, le gusta mucho cantar y cuando sea grande, quiere ser estrella de rock. McKenzie recibió su primer pie Truper a principios de 2013 y ha demostrado una gran mejora en su marcha y también en su capacidad de correr y saltar, además de su nivel de energía general. McKenzie contó que su pierna es muy cómoda y que ahora prefiere dejarse la prótesis colocada todo el día. Si bien antes dudaba en aprender a andar en bicicleta de dos ruedas, gracias a que tiene mayor seguridad ha decidido enfrentarse a este próximo desafío.

Loading...